Thüringer Bach Collegium

Johann Sebastián Bach – Weihnachtsoratorium BWV 248 – Oratorio de Navidad BWV 248

La nueva grabación del Oratorio de Navidad de Johann Sebastián Bach en la iglesia Bachkirche de Arnstadt iba a realizarse en uno de los conciertos festivos del Adviento 2020, durante el festival ACHAVA de Turingia. Pero la pandemia echó por tierra este plan, por lo que se grabó sin público.

Pese a esto, los músicos —procedentes de Alemania y la República Checa— estaban muy motivados, porque la radio Deutschlandfunk Kultur grabo el concierto y emitido el 20 de diciembre de 2020. Así, este incomparable proyecto musical alcanzó a oyentes en todo el mundo, pese a que la pandemia del Covid – que aún persiste— prácticamente paralizaba las diversas actividades artísticas.

Sin embargo, Deutschlandfunk Kultur y el festival ACHAVA de Turingia hicieron posible que el Oratorio de Navidad con las cantatas I a III de Johann Sebastián Bach se pudiera tocar en la iglesia Bachkirche de Arnstadt, en ocasión del “Euroradio Christmas Music Day” de 2020, conmoviendo los corazones de los oyentes, desde Nueva Zelanda hasta las Ámericas.

Ahora, si se perdieron esta emisión, podrán disfrutar de la experiencia auditiva en casa. El 5º CD está en las tiendas.

El “Thüringer Bach Collegium” interpreta la obra junto con el Ensemble Polyharmonique bajo la dirección del concertino Gernot Süßmuth. Como en tiempos de Johann Sebastián Bach, los solistas vocales pertenecen al conjunto vocal, que cuenta con nueve miembros. En este mismos espíritu, el “Thüringer Bach Collegium” presenta también las partes instrumentales como solistas. Esta forma de tocar la música le da especial transparencia y audibilidad. La música se interpreta en las distintas tribunas de la iglesia, con distancias adecuadas entre sí, en torno al famoso órgano de Wender de la Bachkirche de Arnstadt. La iglesia no podía admitir el acceso al público por la situación pandémica en diciembre de 2020.

Virtuosi

La cultura del debate musical en su máxima expresión – La adaptación de Bach al estilo del concerto italiano

Fue un encuentro trascendente: Hacia 1714, el organista de la corte de Weimar, Johann Sebastián Bach, conoció el recién publicado opus 3 de Antonio Vivaldi – “L’Estro armonico”— y musicalmente para él nada volvió a ser lo mismo. Bach se apropiaría con entusiasmo del estilo de concierto moderno del “cura rojo” de Venecia. Y fiel al significado de la palabra “concertare”, que en italiano significa “unir”, pero en latín significa “pelear” o “luchar”, Bach pronto entraría en una competición, primero con los patrones italianos y luego consigo mismo.

Inicialmente arreglaba los conciertos para violín de Vivaldi para el órgano, su instrumento principal. Pero luego aplicó los principios de Vivaldi a su propio estilo del concerto instrumental, dando lugar a sus inmortales “Conciertos de Köthen” para uno a tres instrumentos solistas y orquesta. En ellos, el principio del concerto, con sus ritornelli tutti estructurantes, intercalados con episodios solistas imaginativos, fusiona con la insuperable habilidad de Bach para la concepción polifónica. Son obras altamente virtuosas, en las que los instrumentos participantes interactúan como iguales, a veces formando uniones, a veces compitiendo ferozmente.


International Classical Music Award

Nominado al premio musical “International Classical Music Award”.


Todo esto puede escucharse en la tercera grabación en Audite del “Thüringer Bach Collegium”: Son 70 minutos de lucha por los mejores argumentos musicales, interpretados con fogosa virtuosidad – ¡y no dejarán indiferente a nadie!

Anton Schweitzer – Die Auferstehung Christi, Missa Brevis – La Resurrección de Jesús, Missa Brevis

Ya está a la venta el 3er CD del conjunto “Thüringer Bach Collegium”, con obras sacras de Anton Schweitzer

En su tercer año de actuación, el “Thüringer Bach Collegium” publica su tercer CD. ¡Y es un estreno mundial! El CD es fruto de una colaboración con socios muy experimentados y exitosos: La discográfica Capriccio (Viena) es responsable de la producción de las grabaciones que la emisora de radio Deutschlandfunk Kultur hizo en el concierto. El “Thüringer Bach Collegium” cuenta además con el asesoramiento de musicólogos, como la catedrática emérita Dr. Helen Geyer (musicóloga) y el Dr. Christoph Meixner, director del Archivo estatal de música de Turingia.

Tras muchos años de restauración, la iglesia Oberkirche de Arnstadt volvió a ser un espacio musical para la grabación. “El antiguo lugar de trabajo de Johann Sebastián Bach, con su maravillosa acústica, es realmente un lugar mágico para el “Thüringer Bach Collegium”. Además, cuando empezamos a familiarizarnos con la Oberkirche en mayo, por el Coronavirus teníamos que observar las distancias sanitarias”, recuerda el director artístico, Gernot Süßmuth.

“La vivaz grabación del ‘Thüringer Bach Collegium’ bajo la dirección de Gernot Süssmuth, en Capriccio, hace del estreno de esta obra un valioso hallazgo.”
(Neue Zürcher Zeitung NZZ)

“… un enorme placer, obviamente también para los oyentes, que se preguntarán ¿cómo es posible que una música tan fenomenal haya permanecido olvidada durante tanto tiempo? Con este exitoso nuevo álbum, el ‘Thüringer Bach Collegium’ se encarga de que no siga así.” MDR Klassik

“El ‘Thüringer Bach Collegium’, dirigido por Gernot Süßmuth, interpreta al alto nivel habitual” WTJU 91.1FM University of Virginia

Johann Bernhard Bach – Orchestral Suites – Suites para orquesta

Puede comprar este CD a través de Audite.

Comprar ›››


Preis der Deutschen Schallplattenkritik – Bestenliste

Premio “Selección de Reseñadores alemanes de discos”.


Las cuatro suites orquestales de Johann Bernhard Bach, compuestas en su día para la orquesta de la corte del duque de Sajonia-Eisenach, un amante de las artes, cuentan entre las obras musicales estilísticamente más diversa del alto barroco de Alemania central. Y también entre las más exigentes. No es casualidad que Georg Philipp Telemann, que fue director de orquesta en Eisenach durante unos años, se entusiasmara en retrospectiva: “Debo atribuir a esta orquesta, dispuesta a la manera más francesa, el hecho de haber superado a la famosa orquesta de la Ópera de París.” Johann Bernhard Bach fue el clavecinista de esta noble orquesta a partir de 1703. Sus suites orquestales constituyen, de cierto modo, la única “banda sonora” de la esplendorosa vida musical en la corte de Eisenach de los años 1710/​20 que aún se conserva. Tienen un aire cosmopolita y verdaderamente europeo: vigoroso y virtuoso como un italiano fogoso, pero elegante y delicado como un noble francés. En otras palabras, son ejemplo del “gusto mixto”, tan característico de los mejores compositores alemanes del barroco tardío, en su versión más refinada. No es de extrañar que las suites orquestales de Johann Bernhard Bach también formaran parte del repertorio principal del Leipzig Collegium Musicum de Johann Sebastián Bach. ¡Así como también es inconfundible su influencia en las composiciones del gran compositor!

Esto es razón suficiente para que en su segundo CD, el “Thüringer Bach Collegium” continúe su ruta de descubrimientos por las residencias de Alemania central para devolver a la luz —con su incontenible alegría musical— estas gemas de la temprana cultura orquestal de Turingia. ¡Bon Appetit!

Concerti – Prinz Johann Ernst von Sachsen-Weimar (Príncipe Johann Ernst de Sajonia-Weimar)

Puede comprar este CD con todos los conciertos a través de Audite:

Comprar ›››


International Classical Music Award

Nominación al premio International Classical Music Award.


Este lanzamiento es el primer CD del “Thüringer Bach Collegium” y el inicio de su colaboración con Audite.

El príncipe Johann Ernst IV de Sajonia-Weimar (1696–1715), apodado el “Vivaldi del Ilm”, recibió clases de Johann Gottfried Walther; también Johann Sebastián Bach conocía la música del joven príncipe e incluso arregló algunos de sus conciertos para clavicordio y órgano para uso propio. Georg Philipp Telemann puso el toque final a sus conciertos para violín. La música del príncipe, fallecido demasiado joven, tiene un sonido inconfundiblemente italiano: unas veces centelleante y virtuoso, otras contemplativo y modulado.

“La revelación del año en cuanto música clásica (…) Uno se puede imaginar un verano sin estos conciertos, pero no tendría gracia. Con su debut discográfico, el recién fundado ‘Thüringer Bach Collegium’ despeja los sentidos como si fuera una máquina de viento, un auténtico placer, todo parece fácil.”
(Die Welt, Elmar Krekeler)

El “Thüringer Bach Collegium”, bajo la dirección de Gernot Süßmuth, grabó con exuberante entusiasmo los seis conciertos para violín del príncipe Johann Ernst, publicados póstumamente por Telemann en 1718. Los complementan otros dos conciertos que se conservan en partes originales para la orquesta de la corte de Weimar: un concierto para trompeta y orquesta y un concierto para dos violines, “rearreglado” en base a transcripciones de J. S. Bach.

La grabación es un acto pionero que recupera para el público moderno un capítulo central de la historia musical de Weimar, al que también pertenecieron las obras del organista de la corte, Johann Sebastián Bach. Los conciertos del príncipe son creaciones contemporáneas de las cantatas de Weimar de Bach y proporcionan una “banda sonora” de la animada vida musical del palacio al que ningún otro grupo de obras puede compararse. El horizonte musical era europeo. En 1713, se desató una verdadera “Vivaldimanía”; todos arreglaban, imitaban y componían; y esto se percibe en los conciertos del príncipe al mejor estilo de Vivaldi.

“Una música ingeniosa y sonora que resplandece en la interpretación del conjunto bajo la dirección de Gernot Süßmuth, que también actúa como virtuoso solista. Además, Süßmuth ha reconstruido un concierto para dos violines, que Bach valoraba lo suficiente como para arreglarlo para clavicordio.”
(concerti, Sabine Näher)

“(…) El príncipe Johann Ernst de Sajonia-Weimar compuso —influenciado por Georg Philipp Telemann, Johann Gottfried Walther y Johann Sebastián Bach— una serie de conciertos virtuosos barrocos, que por su espléndida alegría recuerdan a Vivaldi, a la vez que les impone su firma propia (Audite). El ‘Thüringer Bach Collegium’ nos hace llegar este asombroso y agradable descubrimiento.”
(Süddeutsche Zeitung, Helmut Mauró)